España crea empresas por primera vez en un año con la construcción al frente.

El número de sociedades creció un 4,2% en abril y se suma al 3% alcanzado ya en Marzo.

Tecnología, energía y hostelería son otros de los sectores que lideran la recuperación económica.

El número de empresas vuelve a crecer por primera vez en España desde el inicio de la crisis. Y lo hace independientemente de su tamaño y prácticamente en todos los sectores. De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Trabajo, el número de sociedades inscritas en la Seguridad Social, que venía cayendo de forma consecutiva desde marzo de 2020 y que cerró el último ejercicio con un descenso del 3,3%, logró repuntar ya un 3% en marzo y otro 4,2% en abril, con lo que consolida así la tendencia de recuperación económica. Con todo ello, a 30 de abril, había en España un total de 1,28 millones de empresas registradas, muy cerca ya del 1,32 millones de sociedades existentes en febrero del año pasado, justo antes de iniciarse la pandemia por el Covid-19, que provocó la mayor caída del PIB desde la Guerra Civil. Estos dos últimos meses han sido especialmente positivos para la construcción, uno de los motores tradicionales de nuestra economía, que incrementó el número de empresas un 14,2% en marzo y un 13,8% en abril. Son en conjunto 16.208 empresas inscritas más que en abril de 2020, lo que supone la mejor cifra de los últimos ocho años, según destacan desde el Observatorio Industrial de la Construcción. El sector consolida así su objetivo de liderar la reactivación económica del país tras la crisis y se presenta como un importante generador de empleo y como “principal protagonista dentro de la asignación de los fondos europeos”, según aseguró la semana pasada Pedro Fernández Alén, presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) y de la Fundación Laboral de la Construcción, durante su intervención en un evento en el que participaron también los sindicatos CCOO y UGT. 

evolución empresas
evolución empresas

Creación de empleo

Su crecimiento es especialmente significativo porque ha logrado asimismo un mayor incremento de la afiliación, retomando desde el pasado mes de noviembre el ritmo de crecimiento que tenía antes del parón provocado por la crisis. Tanto los máximos representantes de la patronal como los sindicatos coinciden así en que el crecimiento registrado en marzo y, sobre todo, enabril, “reconfirma el efecto tractor y creador de empleo del sector de la construcción”. Y, aunque a algo más de distancia, destacan también el sector tecnológico, con un aumento del número de empresas en abril del 6,6%; de las actividades de suministro de energía, donde crecen un 6,2% y de la hostelería, uno de los sectores más castigados y que, por primera vez, empieza a ver la luz al final del túnel, con un aumento en el número de empresas registradas del 5,6%. La patronal Hostelería de España apunta que “su previsión es que si la vacunación avanza a buen ritmo y el pasaporte sanitario funciona y permite la llegada de turistas a nuestro país, en verano la caída de ingresos se reducirá de forma significativa y podremos recuperar hasta el 80% del negocio que tuvimos hace dos años”. Y todo ello será posible a pesar de que en el último ejercicio se han perdido un total 85.000 establecimientos, casi un tercio de los que había en total, lo que ha supuesto, además, la destrucción de 300.000 puestos de trabajo. 

Trabajadores en Erte

De hecho, el empleo sigue siendo el gran quebradero de cabeza para los hosteleros, a pesar del crecimiento registrado en el número de empresas. Y es que, pese a los indicios de recuperación, la patronal calcula que una gran parte de los 364.000 empleados del sector que a cierre de marzo se encontraban todavía en un Erte acabarán engrosando las listas del paro debido al impacto de la crisis sanitaria en el sector. Entre los distintos sectores analizados en las estadísticas del Ministerio de Trabajo, solo hay dos que siguen acusando el deterioro económico causado por la crisis y siguen cayendo en comparación con abril del año pasado, en pleno confinamiento tras el primer estado de alarma. En concreto, el sector de la agricultura, pesca y alimentación sufre una caída en el número de empresas del 0,4%, mientras que el sector de los servicios domésticos se reduce un 1,9%, quedando así como farolillo rojo.

Pequeñas y grandes

Al margen de los sectores, destaca, sobre todo, que el número de empresas crece tanto en el caso de las pymes como en el de las más grandes. El mayor crecimiento se da, no obstante, en las compañías que tienen entre tres y cinco trabajadores, con un 5,2% más de sociedades al cierre de abril que hace un año. También es significativo el incremento, en este caso del 3,2%, entre las que tienen una plantilla de entre 10 y 49 empleados. En las más grandes, lógicamente, el crecimiento es menor. El número de sociedades entre 50 y 249 trabajadores sube un 1,4%; entre 250 y 499 se incrementa un 1,7% y el de las de más de 500 aumenta, por último, un 0,6%