España fija la agenda del 2030 y del 2050

Las medidas se tomaran en asuntos importantes de nuestro país

Los objetivos que se ha propuesto España en la año 2030 como en 2050 es reducir la pobreza, la educación, la salud, el medio ambiente y el empleo. Es decir, acabar con la pobreza y el hambre en el mundo, promover el trabajo decente o actuar para frenar el cambio climático.

En lo que respecta a la pobreza se prevé que el primer Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 sea lograr el fin de la pobreza. Las medidas que se impondrán son reducir al menos a la mitad la proporción de personas que viven con pocos recursos. El objetivo del Gobierno es que la tasa de población en riesgo de pobreza baje hasta el 18% en 2030. Para el 2050, el objetivo de Sánchez contempla que el porcentaje de la población en riesgo de pobreza sea del 10%.

La tasa de desempleo para el año 2030 quiere que sea de un 12%. Además, de parar el desempleo juvenil (a día de hoy en un 40%), quiere que disminuya al 30% a lo largo de estos nueve años. De cara al 2050, la tasa de desempleo, según sus estimaciones, será del 7%. También la del paro juvenil experimentará una gran bajada si se cumplen los planes y será del 14%. Otro de los objetivos para ese año es el establecimiento de la semana laboral de 35 horas.

España quiere optimizar también el ámbito de la educación. El objetivo es lograr que la tasa de abandono escolar se sitúe en el 10% en 2030, lo mismo que en Europa. La previsión del Gobierno es que en 2050 el 93% de la población entre 25 y 34 años tengan estudios superiores a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Además, prevé que la tasa de abandono escolar baje hasta el 3% y el porcentaje de alumnos que a los 15 años ha repetido al menos una vez se reduzca hasta el 5%.

Para el medio ambiente, quiere reducir los residuos municipales que se envían al vertedero, para el 2030, en un 10% (la cifra actual es de 50%). Para 2050, el Gobierno pretende, que el 100% de la energía eléctrica generada sea mediante fuentes renovables. Además de reducir en un 90% las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para el tema de la salud, quiere aumentar el gasto público en salud hasta un 7% del PIB. Para 2050 se prevé un aumento en el gasto público en cuidados de larga duración hasta el 2,5% del PIB, según el plan, que sitúa la cifra actual en el 0,8% y el objetivo de 2030 en el 2%