¿Impulsarán las ventas de bonos los estímulos el BCE?

ES PROBABLE QUE LAS COMPRAS DE ACTIVOS, EL CRECIMIENTO Y LAS PERSPECTIVAS DE INFLACIÓN OCUPEN UN LUGAR IMPORTANTE EN LAS FUTURAS CONVENCIONES Y REUNIONES DE LA FCE.

Cuando el miembro del consejo ejecutivo del Banco Central Europeo Fabio Panetta declaró la semana pasada que
sus políticas de estímulo tenían que ser “más duras, mejores, más rápidas, más fuertes”, sus palabras alimentaron
las expectativas de inversores y economistas de que los legisladores aumentasen el ritmo de las compras de bonos.


Pero no todos sus compañeros coinciden, y la voluntad del BCE para abordar las recientes ventas en el mercado
de bonos se pondrá a prueba en la reunión de su consejo de gobierno hoy. Miembros del consejo, como Panetta advirtieron de que el pronunciamiento de las curvas de rentabilidad en la eurozona no está justificado. Temen que esto eleve los
costes de financiación mientras las medidas contra el Covid-19 siguen lastrando la economía del bloque.
Pero otros miembros del consejo son más optimistas.


El presidente del Bundesbank Jens Weidmann afirmaba recientemente que “no todos los incrementos de los costes de financiación serán un motivo de preocupación”, añadiendo que las condiciones generales del mercado siguen siendo favorables. Christine Lagarde, la presidenta del BCE deberá alcanzar un cuidadoso equilibrio entre las dos visiones opuestas. Estos son los cinco puntos clave a tener en cuenta

  • Condiciones de financiación:

El rendimiento nominal del bono soberano de la eurozona a 10 años ponderado por el PIB ha subido unos 30 puntos básicos este año, pero sigue estando bajo en términos históricos. El diferencial entre la deuda alemana e italiana a 10 años –un barómetro del estrés financiero– sólo ha subido ligeramente desde sus recientes mínimos históricos, a justo por encima de 100 puntos básicos.

  • Compra de bonos:

Pese a las advertencias, el BCE no ha aumentado el ritmo de compras de bonos a través de su programa de compras de
emergencia por la pandemia (PEPP) de 1,85 billones de euros. Florian Hense, economista de Berenberg, afirma que la cuarta caída consecutiva de las compras semanales netas del PEPP por debajo de 12.000 millones de euros a comienzos de mes envió “la señal incorrecta”.

  • Perspectivas económicas:

El BCE también publicará hoy previsiones de crecimiento actualizadas. La eurozona se contrajo un 0,7% en el
cuarto trimestre del año pasado, y se prevé que lo hiciese más en los tres primeros meses de 2021, hundiéndola en
una doble recesión. Los economistas esperan que el BCE rebaje sus previsiones para la primera mitad del año, pero esto podría compensarse con una mejora de las perspectivas para el resto del año, gracias a los estímulos de 1,9 billones de dólares de EEUU.

  • Aumento de la infacción:

La eurozona rompió una racha de cinco meses de caída de los precios con un aumento de la inflación al 0,9% en enero y febrero. Algunos analistas prevén que en la segunda mitad del año la inflación podría incluso subir por encima del objetivo
del Banco Central justo por debajo del 2%.

  • Nuevas ayudas:

Los bancos centrales de todo el mundo están innovando para impulsar la recuperación económica de la pandemia.
La Reserva Federal de EEUU ha prometido permitir que la inflación supere su objetivo para compensar el periodo que ha estado por debajo de él, mientras que los bancos centrales de Japón y Australia han prometido mantener la rentabilidad de los bonos públicos en un nivel fijo.