La estabilidad política atraerá más inversión y empleo hacia Madrid

Los analistas prevén que si se mantienen las rebajas impositivas, la Comunidad de Madrid estimulará el crecimiento económico.

Los analistas prevén que si se mantienen las rebajas impositivas, la Comunidad de Madrid estimulará el crecimiento económico y las claves para los expertos son  capacidad de gestión del nuevo Ejecutivo y los Presupuestos.

Las elecciones del 4 de mayo en Madrid han despejado la incertidumbre política, pero también la económica, en un momento clave para la recuperación de la comunidad. La presidenta en funciones, Isabel Díaz Ayuso, ha logrado un resultado que le va a permitir formar un Gobierno en solitario y estable para los dos próximos años. Será una legislatura breve, pero decisiva, ya que está en juego la salida de la crisis generada por el Covid-19 y la aplicación de los fondos europeos. Díaz Ayuso ya dijo tras su victoria electoral, que su prioridad es trabajar para tener unos Presupuestos “pronto” e incluir en ellos una bajada de impuestos.

Una de las medidas que tiene en cartera es recortar medio punto todos los tramos del IRPF. Gregorio Izquierdo, director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE) asegura que “este recorte fiscal tendrán un impacto positivo y supondrá tres décimas de crecimiento y la creación de 9.000 empleos a medio plazo”. Además, “lo importante es el mensaje de continuidad que transmiten estos resultados electorales en las políticas tributarias disipando las dudas que había sobre una posible subida impositiva”, añade. “El modelo económico de Madrid ha funcionado y le ha permitido crecer más que la media española”. Por ejemplo, en 2019 la economía madrileña logró avanzar un 2,6% frente al 2% de la media española y en 2020 –en plena pandemia– se contrajo menos que la media (un 10% y un 10,8%, respectivamente).

“Los últimos datos de empleo del primer trimestre demuestran que va a seguir manteniendo ese diferencial”, mantiene Izquierdo. La comunidad madrileña, gracias a unas menores restricciones durante la tercera ola, logró crear más de 40.400 empleos en los tres primeros meses del año, mientras en el conjunto de España se destruían 137.500 puestos de trabajo. Raymond Torres, director de Coyuntura de Funcas, defiende que esta dinámica se va a mantener este ejercicio y Madrid seguirá creciendo por encima de la media. La última previsión del organismo que dirige apunta que el PIB de la región mejorará un 7,9% este 2021, muy por encima del 5,7% que estima para España. A juicio de este experto, en los próximos meses el papel de las autonomías en la recuperación va a ser mucho más activo porque van a gestionar la mitad de los fondos europeos”. En este sentido, “el hecho de que Madrid pueda sacar adelante unos Presupuestos es muy importante porque, por un lado, podrá poner en marcha esas ayudas y, por otro, porque genera unas expectativas muy positivas que pueden reactivar el consumo y la inversión que se han desplomado durante la crisis”, explica Torres.

Santiago Carbó, catedrático de Economía de la Universidad de Granada, coincide en este punto: “La Comunidad de Madrid será una de las regiones que más crecerán en la recuperación que viene, debido al atractivo de la capitalidad que hace que venga talento e inversiones”. “Madrid ya era atractiva antes de la pandemia y lo seguirá siendo después; por supuesto, si se bajan los impuestos, se puede favorecer aún más a ese mayor crecimiento y esa mayor inversión”, explica Carbó. La región atrajo en 2020 un total de 17.910 millones de inversión foránea directa, un 23,6% más que en 2019, en un contexto en el que en el conjunto de España retrocedió un 0,8%, hasta los 23.823 millones. Esto significa que Madrid captó el 75,2% del total, frente a los 2.966 millones atraídos, por ejemplo, por Cataluña (el 12,5%).

Ese efecto multiplicador de las políticas liberales de Madrid pueden permitir, fácilmente, que la región pueda consolidar un crecimiento económico de entre medio punto y un punto anual adicional al crecimiento medio del país, que ejercerá de elemento tractor de la economía. Un reciente informe de la Cámara de España y el Consejo General de Economistas constata que Madrid ha sido la región que más peso económico ha ganado en Democracia, al pasar de una aportación del 17,09% en el PIB español en 1975 al 19,44% en 2019, justo antes de que la pandemia.