Nueva Ley de Auditoría de Cuentas 2021

Novedades del Real Decreto 2/2021

A partir del 1 de febrero entra en vigor una nueva Ley de Auditoria de Cuentas (el RD 2/2021, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 22/2015, de 20 de julio). Esta nueva ley introduce muchas novedades en la cumplimentación de los informes, así como en la actuación de las sociedades auditadas de manera obligatoria. Algunas de las novedades son:

-Se amplian la definición de entidades de interés público, incluyendo aquellas que cotizan en el mercado regulado de cualquier Estado miembro.

-Debe dejarse constancia documental de la fecha de entrega por el auditor de cuentas y de su recepción por parte de la entidad auditada.

-El auditor de cuentas puede solicitar que se garantice el pago de sus honorarios, para evitar así situaciones en las que la independencia del mismo este supeditada al cobro de la auditoría.

Incompatibilidades familiares. Se suavizan las extensiones a familiares para personas alejadas del auditor. Así pues, se excluye del concepto «familiares» al cónyuge separado si existe separación efectiva en el Registro Civil. Se precisa como familiares con vínculos estrechos a quienes cumplan las condiciones definidas en la Ley 22/2015 reduciendo así el concepto de «familiares».

-Se exige acreditar tanto las respuestas obtenidas de la entidad auditada, como la falta de respuestas de la entidad auditada al auditor.

-El auditor de cuentas deberá presentar un número de años de experiencia para que pueda optar a auditar una Entidad de Interés Público.

Cuentas anuales consolidadas: se sigue exigiendo documentación exhaustiva sobre el proceso de revisión de las auditorías del consolidado.

-La nueva normativa obliga al auditor a abstenerse de auditar una entidad si se supera un porcentaje de concentración de honorarios de dicha entidad.

Red de Auditores: Para ser considerador como tal, basta con compartir un nombre comercial.

Doble Auditoría: Se establecen los principios a seguir por los auditores para realizar una auditoría de cuentas anuales. En caso de discrepancias, cada auditor presentará su opinión en un párrafo distinto del informe de auditoría explicando el motivo de la discrepancia. Además los auditores nombrados conjuntamente no pueden pertenecer a la misma red.