Reforma del Plan General Contable en 2021, ¿de qué trata?

El Plan General de Contabilidad (PGC), el Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas (PGC PYMES), las Normas para la Formulación de Cuentas Anuales Consolidadas y las normas de adaptación del Plan General de Contabilidad a las entidades sin fines lucrativos se vieron modificados el pasado mes de enero según publicó el Boletín Oficial del Estado en el Real Decreto 1/2021, del 12 de enero. Es decir, el Plan General Contable sufre cambios y nosotros os explicamos cuáles son esos cambios.

En primer lugar, el Valor Razonable debe ser estimado a partir de ahora para una fecha determinada. Se reducen las categorías de activos financieros, quedándose en cuatro únicamente; activos financieros a valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias, activos financieros a coste amortizado, activos financieros a valor razonable con cambios en el patrimonio neto, activos financieros a coste.

Las categorías de pasivos financieros también se reducen. Ahora, solamente habrá dos categorías, que son; pasivos a coste amortizado y pasivos a valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Los cambios también se ven afectados en los instrumentos financieros híbridos. Queda eliminado el requerimiento de identificar y separar los derivados implícitos en un contrato principal que sea un activo financiero. Respecto los instrumentos financieros híbridos, se elimina el requerimiento de identificar y separar los derivados implícitos en un contrato principal que sea un activo financiero.

A partir de ahora, se valorarán a coste amortizado si sus características económicas son las de un préstamo ordinario o común, o a valor razonable en caso contrario, salvo que dicho valor no pueda estimarse de manera fiable, en cuyo caso se incluirán en la cartera valorada al coste.

Respecto a las coberturas contables, se incrementan los posibles instrumentos de cobertura (incluyendo a los activos y pasivos financieros distintos de los derivados) y partidas cubiertas aptos para la designación, y se suprimen los umbrales del análisis cuantitativo acerca de la eficacia retroactiva de la cobertura.

Respecto a la Norma de Valoración núm. 10 «Existencias» se incluye un nuevo apartado 3, se entenderá que se comercializan materias primas cotizadas cuando estos activos se adquieren con el propósito de venderlos en un futuro próximo y generar ganancias por la intermediación o por las fluctuaciones de precio, es decir, cuando se tienen existencias de «commodities» destinadas a una actividad de «trading».

Respecto la Norma de Valoración núm. 11 «Moneda extranjera, se recoge el caso particular de los activos financieros de carácter monetario clasificados en la categoría de valor razonable con cambios en el patrimonio neto, la determinación de las diferencias de cambio producidas por la variación del tipo de cambio entre la fecha de la transacción y la fecha del cierre del ejercicio, se realizará como si dichos activos se valorasen al coste amortizado en la moneda extranjera, de forma que las diferencias de cambio serán las resultantes de las variaciones en dicho coste amortizado como consecuencia de las variaciones en los tipos de cambio, independientemente de su valor razonable.

Respecto a la Norma de Valoración núm. 14 «Ingresos por ventas y prestación de servicios», el objetivo de la modificación a incorporar en el Plan General de Contabilidad sobre esta materia es introducir el principio básico consistente en reconocer los ingresos cuando se produzca la transferencia del control de los bienes o servicios comprometidos con el cliente y por el importe que se espera recibir de este último.

Respecto a las contraprestaciones variables, tal como establece el RD, «la empresa tomará en cuenta en la valoración del ingreso la mejor estimación de la contraprestación variable si es altamente probable que no se produzca una reversión significativa del importe del ingreso reconocido cuando posteriormente se resuelva la incertidumbre asociada a la citada contraprestación».